Reputación: Pensar, Decir, Hacer

El 4 de diciembre pasado estuve muy atento a la charla que hizo Antoni Gutiérrez-Rubí para la Sofofa sobre Reputación Corporativa y Redes Sociales, sin duda fue de gran valor lo expuesto y es muy claro que es un gran trabajo a emprender, especialmente cuando nos damos cuenta que cada vez en nuestra relación con las compañías el precio va perdiendo relevancia ante todos sus otros atributos.

Al respecto este asesor de comunicación nos recordaba los elementos básicos que generan la reputación y de cómo ellos deben estar presentes, dado que la sola falta de uno hace que la reputación esté en peligro, ese equilibrio virtuoso lo podemos resumir así:

Reputación-Elementos

Es decir, las organizaciones con buena reputación tienen perfecta coherencia entre lo que piensan, lo que dicen y lo que hacen, ojo, esto vale también para las personas… reflexionemos (ja!)

Pero la búsqueda de reputación no debiese ser un objetivo en sí mismo, el aparecer en alguno de los ranking es una consecuencia de un trabajo consistente, así las diferentes metodologías nos ayudan sólo a monitorear mejor esta dimensión. Los equipos a cargo de este monitoreo pueden manejar modelos complejos, que involucren a todos los stakeholders, o tracking de opinión con muchas dimensiones de imagen, pero no hay que olvidar que son sólo instrumentos para no perder de vista lo que en realidad es sencillo: pensar, decir, y hacer en completa coherencia con la visión y el propósito de cada organización.